See other templates

 

Retiro de Adviento 2019

Retiro de Adviento 2019

Domingo 33 Del Tiempo Ordinario

17 de Noviembre de 2019

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

Estamos en el penúltimo domingo del Año Litúrgico y la celebración de hoy nos introduce en la contemplación del gran día de la Venida definitiva del Señor Jesús. El evangelio de este día, con un lenguaje un tanto difícil para nosotros y nosotras, nos habla de guerras, de final, de falsos profetas... Pero no es una palabra para alarmar a nadie, ni para infundir temor, ni miedo, sino más bien para que sepamos valorar la importancia del trabajo de cada día, y la necesidad de buscar la justicia y la verdad; la necesidad de buscar lo que nos une más que lo que nos puede separar de los demás.
Jesús, ante las dificultades y las tensiones humanas donde parecen triunfar los injustos, nos invita a todos sus seguidores y seguidoras a que en toda ocasión podamos ser testigos de ese mundo nuevo, el Reino de Dios. Por eso, somos enviados y enviadas al corazón de este mundo, dominado por el miedo, la injusticia, las guerras, para hacer posible el Reino de Dios.

 

ORACION

Oh Dios, origen y fundamento de todas las cosas, tú sostienes y guías a los que con santo temor te reverencian. Fortalece con tu Espíritu a los aquí reunidos, para que, aún en medio de cualquier adversidad, puedan seguir las huellas de Jesús. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen


PRIMERA LECTURA: Malaquías 3, 19-20a

El profeta anuncia los últimos acontecimientos de la historia. Malaquías describe la intervención última de Dios con imágenes llenas de fuerza y de misterio. Al final de los tiempos se quemará la injusticia como paja, y el sol de justicia iluminará una nueva creación. Éste es su mensaje de vida. Lo acogemos en el silencio del corazón.

 

SALMO RESPONSORIAL: Sal 98:4-5, 6-8

R/ EL SEÑOR LLEGA PARA REGIR LOS PUEBLOS CON RECTITUD

 

  1. Canten al Señor con el arpa 
y al son de instrumentos musicales;
    
con clarines y sonidos de trompeta 
aclamen al Señor, que es Rey. /R
  2. Resuene el mar y todo lo que hay en él, 
el mundo y todos sus habitantes;
    
aplaudan las corrientes del océano, 
griten de gozo las montañas al unísono. /R
  3. Griten de gozo delante del Señor, 
porque él viene a gobernar la tierra:
    
él gobernará al mundo con justicia, 
y a los pueblos con rectitud. /R


SEGUNDA LECTURA: 2 Tesalonicenses 3, 7-12

Según se constata en esta carta que vamos a escuchar, algunos fieles de Tesalónica están ociosos porque piensan que la venida del Señor es inminente. El apóstol Pablo critica su postura y les invita a trabajar para preparar la venida del Señor, como lo hace él. Sólo en actitud activa es posible esperarle al Señor.


ACLAMACION DEL EVANGELIO Lc 21:28

Aleluya, aleluya Levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación. Aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS: Lucas 21:5-19

En el relato evangélico, Jesús pone en guardia a sus discípulos contra el engaño de los falsos mesías y profetas que ponen en peligro la perseverancia. Quien persevere hasta el final se salvará y participará de la plenitud del proyecto del Reino. Éste es el núcleo del mensaje que se anuncia.


TEMA “La luz de tu palabra nos llama sin cesar;
estad siempre despiertos; amad hasta el final”

 

Estamos en el penúltimo domingo del Año Litúrgico y, por eso mismo, la liturgia nos hablará e iluminará la realidad última de la historia. Y ante tanto catastrofismo como se anuncia en nuestro mundo, la Palabra de Dios nos seguirá ofreciendo al DIOS de la VIDA que, definitivamente, va a hacer justicia en favor de los y las más débiles y marginados-marginadas de este mundo.

JESÚS, la palabra definitiva de Dios, nos libera de los miedos ante el fin. Ese fin ha comenzado en Jesucristo y Él nos enseña a esperar en el futuro viviendo el presente. La segunda venida de Jesús no puede producir miedo ni angustia porque es una PROMESA, no una amenaza. Él nos ha precedido para preparar el lugar. La vida cristiana se alimenta en esta esperanza.

¿Cuál es la RESPUESTA del creyente? Lo propone el mismo Jesús en el Evangelio: “Manteneos firmes y alcanzaréis la vida”. Esto es, ante la realidad y la existencia de cada día, donde tantas veces predomina el miedo o que parece que todo se tambalea, es importante sentir dentro estas palabras llenas de esperanza. Eso sí: también hay una invitación a la PERSEVERANCIA. Dios está a nuestro favor (diría Jesús), porque Él es un Dios AMIGO de la VIDA (domingo pasado). Merece la pena la perseverancia porque es el camino de la vida.
 

¡Dichosos y dichosas los y las que creen en la PROMESA de Jesús!
 

 

 

504197

Otros Artículos

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver