See other templates

 

Tercer Domingo De Pascua

 

1 De Mayo De 2022

 

ORACION COLECTA

Oh Dios generoso en tu amor y en tus dones, tú que nos diste a tu Hijo querido como salvador del mundo, llénanos con la alegría de vivir en tu amor y con la certeza de sabernos unidos a Cristo. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

PRIMERA LECTURA: Hch 5:27-32, 40-41

 Al igual que el maestro, la comunidad nacida del misterio Pascual ha sido en todo tiempo perseguida y criticada por los hombres. Pero no teme ni pierde la esperanza. Su lema deberá ser siempre el mismo: obedecer a Dios antes que a los hombres.

 

SALMO RESPONSORIAL
R/ TE ENSALZARÉ, SEÑOR, PORQUE ME HAS LIBRADO.

  1. Te alabaré, Señor, porque me has levantado
    Y muy poco se han reído mis contrarios.
    Señor, me has sacado de la tumba,
    Me iba a la fosa y me has devuelto a la vida. 
     
  2. Que tus fieles canten al Señor,
    Y den gracias a su nombre Santo,
    Porque su enojo dura unos momentos,
    Y su bondad toda una vida.
    Al caer la tarde nos visita el llanto,
    Pero a la mañana es un grito de alegría.
     
  3. ¡Escúchame Señor, y ten piedad de mí;
    ¡Sé Señor, mi socorro!
    Tu has cambiado mi duelo en una danza.
    Dios por siempre te alabaré. 

 

SEGUNDA LECTURA: Ap 5:11-14

La resurrección de Cristo es la garantía del triunfo del Bien y la salvación de todo el universo. El libro del Apocalipsis describe simbólicamente el mundo hacia el cual nos encaminamos, en el que todas las criaturas alaban a Dios y gozan en su presencia.

 

ALELUYA, ALELUYA

Aleluya

Ha resucitado Cristo, que creó todas las cosas y se compadeció del género humano.

Aleluya.

 

EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN: Jn 21,1-19

Jesús resucitado se aparece a los apóstoles en medio del trabajo cotidiano. Pidamos una fe como la de los apóstoles capaz de reconocer la presencia de Jesús resucitado en nuestra vida de cada día.
 

 

 

Las Preguntas De Jesús

 

Este domingo que nos presenta a Jesús Resucitado que se apareció a sus discípulos junto al lago de Tiberíades, nos da motivos para meditar en las “preguntas de Jesús” a sus apóstoles y a María Magdalena en las “apariciones” que hizo. Podemos, pues, reflexionar sobre esas “preguntas” que podemos dividir en tres grupos.

  1. PREGUNTAS: A María Magdalena: “¿Por qué lloras?” (Juan 20,12) A los dos discípulos de Emaús: “¿Por qué estáis tristes?” (Lucas 24,17) A los doce Apóstoles en el Cenáculo: “¿Tenéis algo de comer?” (Lc-24,42) A Pedro junto a la orilla del lago: “¿Me amas?” (Juan 21,15)
     
  2. AMONESTACIONES: A los Apóstoles: “No temáis, soy yo. ¡La paz y el gozo esté con vosotros!” (Jn.20,21) A los dos de Emaús: “¿Acaso no convenía que el Mesías sufriera? (Lc.24,26) A Tomás: “Porqué has visto has creído” (Juan 20,29) A Pedro: “Cuando eras joven ibas donde querías, pero cuando seas viejo, extenderás las manos y te llevarán adonde no quieras” (aludía al martirio (Juan 21,18)
     
  3. PROMESAS Y MANDATOS: A los discípulos: “¡Id a Galilea, allí me veréis!” (Mateo 2810) A los apóstoles: “¡Ved y palpad!”) Lucas 24,39) A los apóstoles: “¡Recibid el Espíritu Santo!” (Jouan 20,22) A Pedro: “¡apacienta a mis corderos!” (Juan 21,16) A Pedro: “Tú sígueme Juan 21, 23) A todos los apóstoles: “¡Id por todo el mundo!” (Mateo 28, 19) A todos los discípulos: “Yo estoy con vosotros” (Mateo 28, 20) Si más en concreto los detenemos en este evangelio del domingo, aprendemos cómo es nuestra Iglesia y cuál es nuestra misión en ella.

 

  1. PREDICAR EL EVANGELIO: “no confiando en nuestras fuerzas, sino en la fuerza de Jesús, que manda echar las redes en donde él quiere”. Es así como seremos pescadores de hombres, dando ejemplo de que vivimos el evangelio en nuestras palabras y hechos.
     
  2. La EUCARISTÍA: “Tomad y comed” ...La Santa Misa y comunión que nos da fuerzas para todo el día.
     
  3. EL PAPA: Seguir todo lo que él nos dice, porque el Sucesor de San Pedro.
     
  4. A JUAN (discípulo amado): “vivirá hasta que yo vuelva”: vivir con esperanza del juicio final favorable, y entrar en la vida eterna). Termino con una poesía de Ernestina de Champourcin titulada:

 

Un día me miraste

Un día me miraste como miraste a Pedro.
No te vieron mis ojos, pero sentí que el cielo bajaba hasta mis manos.
¡Qué lucha de silencios libraron en la noche tu amor y mi deseo! Un día me miraste, y todavía siento la huella de ese llanto que me abrasó por dentro.
Aún voy por los caminos, soñando aquel encuentro.
Un día me miraste como miraste a Pedro.

j.v.c
 
 
 
1467350

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver