See other templates

 

El Bautismo Del Señor

 

9 De Enero De 2022

 

El bautismo de Jesús es el fin a una vida silencios en Nazaret y el inicio de su actividad misionera. En la liturgia es también el final del ciclo de Navidad. En el bautismo de Jesús se oyó la palabra del Padre presagio de esa vida de la que nos habla el profeta y que se hará vida para todos los pueblos y naciones tras su comienzo en Israel.

 

ORACION COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, que en el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándoles tu Espíritu Santo, concede a tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo, perseverar siempre en tu benevolencia.

Por nuestro Señor Jesucristo.

 

PRIMERA LECTURA: Is 40:1-5, 9-11

Con solemnidad, una voz anónima proclama el consuelo de parte del Señor. La misma vos pide al profeta que también él grite y pregone la perenne vitalidad de la palabra de Dios y su mensaje de la salvación.

 

SALMO RESPONSORIAL

R/ BENDICE, AL SEÑOR, ALMA MÍA.

 

  1. Bendice al Señor, alma mía:
    Señor y Dios mío, inmensa es tu grandeza.
    Te viste de belleza y majestad,
    la luz te envuelve como un manto.  R/
     
  2. Por encima de las aguas construyes tu morada.
    Las nubes son tu carro;
    los vientos, tus alas y mensajeros;
    y tus servidoras, las ardientes llamas. R/
     
  3. ¡Que numerosas son tus obras, Señor,
    y todas las hiciste con maestría!
    La tierra está llena de tus creaturas. 
    y tu mar, enorme a lo largo y a lo ancho,
    está lleno de animales pequeños y grandes. R/
     
  4. Todos los vivientes aguardan
    que les de comer a su tiempo:
    les das el alimento y lo recogen,
    abres tu mano y se sacian de bienes. R/
     
  5. Se retiras tu aliento,
    toda creatura muere y vuelve al polvo.
    Pero envías tu espíritu, que da vida,
    y renueva el aspecto de la tierra. R/

 

 

SEGUNDA LECTURA: Tit 2:11-14; 3:4-7

Pablo nos explica el propósito de la manifestación de la gracia de Dios. Dice que ‘ésta se ha manifestado para salvación a todos los hombres’, y agrega, cómo es que se lleva a cabo dicha bendición gloriosa.

 

ALEYUYA: Lc 3:16

Aleluya, aleluya.

Respondió Juan a todos, diciendo: “Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Aleluya.

 

 

EVANGELIO SEGUN SAN LUCAS: Lc 3:15-16, 21-22

Ser bautizados es comenzar a vivir como hijos amados de Dios. Es Jesús quien con su vida y muerte nos hizo miembros de la familia divina.

 

 

Del Bautismo De Jesús A Nuestro Bautismo

 

 

La liturgia de este domingo nos presenta el bautismo de Jesús a manos de Juan Bautista.
 Nosotros nos preguntamos, lo mismo que hizo Juan: “¿cómo es posible que tú, siendo el Señor, vengas para que te bautice yo?”...

Y la respuesta es que Jesús quiso bautizarse en el río Jordán de manos de Juan, como si fuera un pecador más, porque quiso meterse dentro del fango y barro en que todos nosotros, la humanidad entera, estábamos y estamos, a fin de purificar aquellas aguas.
El resultado es que él “entra” en el agua turbia del pecado original, para sacarnos “fuera” de esa laguna del pecado en el momento del bautismo.
En este episodio podemos distinguir tres elementos: 1.
Los cielos “abiertos” 2.
La “voz” 3.
La “bajada del Espíritu”.
*Los cielos “cerrados” indican la separación entre Dios y el hombre, consecuencia del pecado.
Se rompió la ligación entre el cielo y la tierra.
Pero con los cielos “abiertos” ha terminado el tiempo de la enemistad, de la separación.
*La “voz” que se oye: “Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto”, nos indica que Jesús es la Palabra definitiva que el Padre tiene que decir al mundo.
*El “Espíritu” desciende sobre Cristo en forma de “paloma”.
Se ha discutido mucho sobre el símbolo de “la paloma”.
Otras veces el simbolismo del “Espíritu Santo” eran “la nube” bajo la cual anduvo el Pueblo de Dios al salir de Egipto, o al “agua” fuente de vida que Jesús prometió a la mujer Samaritana, o finalmente al “viento” y “fuego” que descendió sobre María y los Apóstoles el día de Pentecostés.
El Papa Benedicto 16 dijo que al “abrirse el cielo”, se vio la “sonrisa de Dios Padre”.
A mí me gusta mucho esta expresión del Papa.
Y con el bautismo de Jesús el Espíritu está ahora presente en la nueva creación.
Con esa bajada del Espíritu de Dios sobre el hombre se indica una vocación a cumplir que tenemos los cristianos.
¿Qué misión?...

La respuesta es: ¿quién es Jesús para mí? ¿Cómo lo muestro en medio de esta sociedad actual en la que impera el placer del hedonismo, el divorcio, el aborto, las emigraciones que exige la miseria, las guerras, el terrorismo?...

Nosotros no podemos ponernos en las filas de los justos, sino la de los pecadores, como hizo Jesús, sin altanería, para mostrar con el ejemplo de la vida más que con las palabras...

El obispo italiano San Cromacio de Aquileya (340-407) predicó en un sermón: ¡Qué gran misterio encierra el bautismo de nuestro Señor y Salvador! El Padre se hace oír desde lo alto del cielo, el Hijo aparece en la tierra.
El Espíritu Santo se muestra en forma de una paloma.
Porque no hay verdadero bautismo ni verdadera remisión de los pecados allí donde no está la verdadera Trinidad.
El bautismo que da la Iglesia es único y verdadero, solo se da una vez y, siendo sumergidos una sola vez, somos purificados y renovados.
Purificados, porque se deja la suciedad del pecado; renovados, porque se resucita para una vida nueva después de haberse despojado de la vetustez del pecado.
Termino con una poesía del toledano José de Valdivieso (1565-1638) titulada:  

 

A la orilla del Jordán

A la orilla del Jordán, descalza el alma y los pies, bajan buscando pureza doce tribus de Israel. Piensan que a la puerta está el Mesías del Señor y que para recibirlo gran limpieza es menester. Bajan hombres y mujeres, pobres y ricos también, y Juan sobre todos ellos derrama el agua y la fe. Más, ¿por qué se ha de lavar el Autor de la limpieza? Porque el bautismo hoy empieza, Y él lo quiere inaugurar.

 

j.v.c.

 

1429384

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver