See other templates

 

Decimoquinto domingo del tiempo ordinario

 

11 de Julio de 2021

 

Elegidos y enviados. El Señor elige a Amós y lo saca de en medio de sus tareas para que profetice a la casa de Israel. Jesús envía a los Doce a predicar la conversión. Nosotros hemos sido elegidos, por el amor, antes de la creación del mundo a ser santos e irreprochables ante él.

 

ORACIÓN COLECTA

Oh Dios, que llamas e invitas a todos, y que, en todos los tiempos y edades, buscas trabajadores para tu reino, te pedimos que quienes celebramos juntos la fiesta del domingo prestemos oídos atentos a tu voz que resuena en el silencio, y podamos así darle mejor acogida en nuestros corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.


PRIMERA LECTURA: Amos 7:12-15

Dios elige y envía a Amós para que profetice a su pueblo. Amós proviene una región pobre y su palabra molesta a los poderosos de Israel. El profeta sufre el rechazo y la oposición; sólo tiene en su favor el mandato y la fuerza del Señor.


SALMO RESPONSORIAL
R/ MUESTRANOS, SEÑOR, TU MISERICORDIA Y DANOS TU SALVACIÓN.

Quiero escuchar lo que dice el Señor;
pues Dios habla de paz
a su pueblo y a sus servidores,
cerca está su salvación de los que le temen
y habitará su Gloria en nuestra tierra.


La Gracia y la Verdad se han encontrado,
la Justicia y la Paz se han abrazado;
de la tierra está brotando la verdad,
y el cielo e asoma la justicia.

El Señor mismo dará
y dará sus frutos nuestra tierra.
La rectitud andará delante de él,
la paz irá siguiendo sus pisadas.


SEGUNDA LECTURA: Ef 1:3-14 1:3-10

Dios Padre nos lo ha dado todo por medio de Jesucristo. Nos ha elegido no por nuestros propios méritos sino por su amor. Escuchemos con corazón agradecido este himno escrito por San Pablo.


ALELUYA: Ef. 1:17-18

Aleluya, aleluya.

El padre nuestro Señor Jesucristo ilumine los ojos de nuestro corazón, para conocer cuál es la esperanza a la que nos llama. Aleluya

 


EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS: Mc 6:7-13

Jesús envió a los Doce a predicar y les recomendó no llevar nada para el camino. Cuanto más difícil es la misión menos confianza en las propias fuerzas y más confianza en el poder de Dios se necesita para poder cumplirla.

 

 


Los Envió Y Nos Envía

 

El pasaje evangélico tiene tres partes: el envío de los Doce y el estilo de vida del enviado, el método misionero y por último, la realización del servicio misionero.

Los Doce son el símbolo de toda la Iglesia. Afirma Pablo VI: “La orden dada a los Doce: “Id y proclamar la Buena Noticia” vale también, aunque de manera diversa, para todos los cristianos” (EN13). Jesús les ha advertido que no les ha llamado para formar un grupo intimista, como eran los esenios, para su propia santificación exclusivamente, sino para enviarlos (enviarnos). Hay que pregonar desde la azotea lo oído en la intimidad religiosa. (Mt 10,27).

“La fe es un compromiso misionero”,. “La Iglesia existe para evangelizar”(EN 14). Todos somos Iglesia, luego todos somos enviados a evangelizar. Tertuliano afirma: “El cristiano que no es apóstol es apóstata”. La hoguera que no ilumina ni da calor no es tal, está apagada. Los rehabilitados por Jesús no pueden contener su dicha y la pregonan a pesar de la prohibición de Jesús; sin embargo, la mayoría de los cristianos siguen roncos o mudos. Pablo, no obstante, testifica: “El amor de Cristo me quema dentro”.


Muchos convertidos lo padecen. Una amiga convertida me confiesa: “Mi gran cruz es ver que mi esposo y mis hijos no comparten mi fe. Hago lo que puedo para invitarles y haría lo que fuera para poder compartir la fe con ellos.

(Tomado del libro Jesús habla hoy)

 

 

 

 

1256835

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver