See other templates

 

A partir del 21 de Junio y hasta nuevo aviso, todos aquellos que deseen participar en la misa dominical, deben inscribirse cada semana:

Por favor lean las INDICACIONES para tal efecto, publicadas en la página Web 

Jesús cura a los enfermos viendo la fe que conlleva amor

(Lucas 5:17 26)

Sucedió un día que, mientras enseñaba, estaban sentados algunos fariseos y doctores de la Ley, que habían venido de todas las aldeas de Galilea, de Judea y de Jerusalén y la virtud del Señor estaba en Él para curar. Y he aquí que unos hombres que traían en una camilla a un paralítico buscaban introducirle y presentárselo; pero no encontrando por dónde meterlo, a causa de la muchedumbre, subieron al tejado y por el techo le bajaron con la camilla y le pusieron en medio, delante de Jesús. Viendo su fe, dijo: Levántate. Carga con tu camilla y vete a casa. Al instante se levantó delante de ellos, tomó la camilla en que yacía y se fue a casa, glorificando a Dios.

 

Los hombres que trajeron al enfermo, tenían tantas ganas de que el paralítico se curara que no dijeron: Hoy esto está demasiado lleno. Ya vendremos otro día. Sino que creyeron en Jesús y tomaron esas medidas para presentarle al enfermo. Es de suponer que luego habrán pagado los daños del tejado.

Jesús cura a las personas viendo esa fe que nace del amor.

Si nosotros también confiásemos en Dios como aquellos hombres, tratando bien a los que tienen problemas, Jesús le curaría sin duda.

Pidamos al Señor que nos de la fe que nace del amor.
 

 

 

J. Garralda 
Traducido del original en japonés

 

 

 

 

784368

Otros Artículos

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver